Arquitectura Web, qué es y su importancia en el diseño web

Arquitectura óptima de una web

A la hora de preparar cualquier proyecto web (página web o tienda online), uno de los primeros pasos y más importantes es el diseño de la arquitectura web. Esto es básicamente el “esqueleto” de la misma que será más complejo cuando hablemos de tiendas online o ecommerce.

Cómo se construye una óptima arquitectura web

Lo ideal es diseñar la arquitectura teniendo en mente dos cosas:

  • El usuario. Queremos que la experiencia del usuario sea lo mejor posible por lo que haremos una arquitectura lo más corta y ligera posible para que pueda llegar a cualquier información que necesite como máximo en dos clics.
  • Google. Una arquitectura lógica para Google le ayudará a indexar todo el contenido de una forma cómoda y sobre todo rápida. Las diferentes secciones están conectadas de tal forma que la “araña” de Google rastree la web y pueda llegar a todo el contenido que queremos.

Arquitectura Y Diseño Web 2018

Cuál es la mejor arquitectura web

En el caso de una página web corporativa contaremos con las secciones más importantes donde el usuario llegue cómodamente a los productos o servicios que ofrece nuestra empresa. Añadiremos las secciones habituales de contacto, sobre nosotros y las páginas obligatorias por temas legales (aviso legal, política de cookies…).

Dentro de la página principal, la Home o Portada, pondremos todo el contenido más relevante y usaremos las palabras claves más importantes para ese negocio. Dentro de la arquitectura web, esta página de inicio cobra vital importancia porque será de las que enlacemos las siguientes páginas más importantes.

Si hablamos del desarrollo de una tienda online en este caso usaremos las páginas de las categorías como páginas principales en nuestro ecommerce. En este sentido queremos que el usuario pueda navegar cómodamente y acceder a los diferentes productos con el menor número de clics. Para dichas categorías recomendamos usar sólo las más importantes, especialmente en el comienzo de la vida de nuestra tienda online, para posteriormente ir añadiendo más categorías secundarias cuando hayamos adquirido tráfico y hayamos realizado nuestras primeras ventas.